VUELTA AL DÍA A DÍA

Que sea muy temprano.
Mucho.
Que sin esperarlo,
suene la alarma.
Que supliques cinco minutos más.
Y a los cinco minutos, 
se te sigan pegando las sábanas.
Que te quede poco tiempo para el desayuno.
Que hagas rápido y mal la cama.
Que eches un vistazo a tu agenda,
y sepas que será una semana larga.
Que te subas al coche.
Pongas la radio.
Que escuches lo que hacía meses que no escuchabas.
Que suene tu canción.
El semáforo se ponga en rojo.
Y aproveches para cantarla.
Que pienses en las personas que volverás a ver.
En tu rutina.
Tu día a día.
Saber que en el fondo,
lo anhelabas.
Darte cuenta de que un lunes,
normal,
significa vida.
Y que volviera a sonar el despertador 
es la suerte con la que muchos soñaban 🌿