El más bonito de los arcoíris

Hay quien antes de enamorarse para siempre,
sintió que de ella nadie se enamoraba.
Quien antes de sentir que lo tenía todo,
perdió hasta lo último que le quedaba.
A quien viste sonreír un día,
y hacía meses que de llorar no paraba.
Quien vive rodeada de amigos
después de años sin que el
teléfono sonara.
Quien tiene éxito,
después de una vida por el fracaso acompañada.
Quien tiene suerte,
después de haberla perdido.
Por más que jugara.
Quien ve la luz,
después de estar a oscuras.
Demasiadas mañanas.
Quien perdió el miedo.
Justo el día que más aterrada estaba.
Quien jugó.
Y ganó.
Cuando nunca ganaba nada.
Hay quien vive enamorado de la vida,
después de que la vida ni le mirara.

Nuestra cápsula Rainbow llega para recordarnos, a nosotras mismas, que las cosas más importantes de la vida, a veces no llegan a la primera.
Y que de las lluvias más inesperadas, llegó el más bonito de los arcoíris.